LAS MONEDAS EN EL IMPERIO ESPAÑOL - AMERICA Y CHILE
  • Image

    EL DINERO Y EL EMBLEMA REAL DE ESPAÑA Click en la imagen para ver

    A partir de la conquista de América en 1542, España autorizó la creación en el nuevo continente de Casas de Moneda en las principales localidades de sus nuevos territorios coloniales, principalmente en donde había importantes yacimientos de metales preciosos. El poder imperial español en América se vio reflejado también a través de sus acuñaciones monetarias, que contenían emblemas de la Casa Real española y retratos de sus monarcas. En el nuevo “Reino de Chile” circularon monedas acuñadas en Lima y Potosí, pero su escasez afectaba el desarrollo del comercio, por lo que en 1743 se autorizó la creación de su propia Casa de Moneda.

LA REAL CASA DE MONEDA DE SANTIAGO (1749-1817)
  • Image

    PRIMERAS MONEDAS Click en la imagen para ver

    El Rey de España Felipe V ordenó el sistema monetario del imperio e igualó los diseños de las acuñaciones en España y en los territorios de América. El Reino de Chile solicitó a España la creación de una Casa de Moneda propia desde 1584, pero la negativa del Rey y la urgencia de tener circulante propio, llevó a proponer que los costos fueran asumidos por el comerciante español Francisco García Huidobro, quien financió la instalación y las maquinarias. Así nació la primera Casa de Moneda de Chile el 1 de octubre de 1743. Las primeras monedas acuñadas a partir de 1749 llevaron en su diseño el retrato del rey y los emblemas imperiales, los cuales circularon hasta 1817, año en el que comienzan a circular monedas con imágenes que aluden a la independencia.

LA NUEVA NACIÓN (1817-1834)
  • Image

    LA INDEPENDENCIA DE CHILE Click en la imagen para ver

    Los próceres de la independencia de Chile estaban conscientes de la importancia de tener monedas con emblemas propios para la difusión de los nuevos símbolos de la nación libre y soberana. De esta forma, ordenaron la acuñación de circulante con diseños republicanos y alegóricos a la revolución independentista con imágenes de lo propio del territorio nacional, como volcanes en erupción, la cordillera de los Andes y la inscripción “Libertad, Unión, Fuerza y Chile independiente”, elementos que se mezclaron con iconografía de la independencia de Estados Unidos y la Revolución Francesa.

LA CONSOLIDACIÓN DE LA REPÚBLICA (1834-1851)
  • Image

    ICONOGRAFÍA DE LA REPÚBLICA Click en la imagen para ver

    En 1834 se modificó el diseño de las monedas que circulaban en Chile, y se incluyó por primera vez el actual escudo nacional, junto con la inscripción “República de Chile”. Se acuñaron monedas de plata con la imagen del cóndor rompiendo cadenas y monedas de oro, con la imagen de una mano sobre el libro de la Constitución, ambas imágenes en el reverso de estas monedas. Asimismo, se introdujeron monedas de baja denominación para facilitar el intercambio y las transacciones comerciales entre la población, como es el caso del centavo de cobre.

LA EXPANSIÓN ECONOMICA Y TERRITORIAL (1851-1894)
  • Image

    EL SISTEMA MONETARIO DECIMAL Y LA BANCA PRIVADA Click en la imagen para ver

    A comienzos de este período se introdujo en Chile el sistema métrico decimal, eliminando la heterogeneidad monetaria de la época de la Colonia y homologándose con el dinero extranjero, lo que facilitó el comercio. De esa forma, las nuevas denominaciones se expresaron en centavos, décimos y pesos, en monedas de oro, plata y cobre. Las monedas de oro, se dividieron en tres tipos denominadas cóndor, doblón y escudo. Hubo cinco tipos de moneda de plata y dos de cobre. El diseño alusivo a la República se mantuvo, apareciendo en la iconografía la figura de la mujer. La Ley de Bancos de 1860, estableció un sistema monetario de banca libre, lo que permitió la autorización de emitir billetes por parte de bancos privados que se crearon durante este período. Los billetes de veinte, cincuenta, cien y quinientos pesos, debían estar numerados y tener la firma del director del banco y del superintendente de la Casa de Moneda. En cuanto a la iconografía de estos billetes, hay una enorme riqueza en la belleza y variedad de sus diseños, muchos de estos realizados por diseñadores y grabadores extranjeros (de Nueva York o Londres).

DE LA CONVERSIÓN A LA INCONVERTIBILIDAD, EL BILLETE ESTATAL (1895-1925)
  • Image

    LAS EMISIONES FISCALES Click en la imagen para ver

    Con una economía dependiente de la exportación de metales y productos agrícolas, Chile sufría las variaciones de los precios en mercados externos. De esa forma, una importante reducción del precio del cobre en 1878 obligó a decretar la inconvertibilidad de los billetes en oro, medida que se revirtió en 1895, con la aprobación de la Ley de Conversión, que fijó como unidad monetaria el peso oro de 18 peniques. Durante este mismo período los diseños de los grabadores franceses Louis‐Oscar Roty y Jean Bainville resaltaron en las monedas con alusiones al progreso y a la libertad. En relación a los billetes, la principal característica de este período fue la circulación de papel moneda emitido por el Estado, conocida como las emisiones fiscales, que se caracterizan por diseños alusivos a personajes y paisajes chilenos.

EMISIONES DEL BANCO CENTRAL (1925-1959)
  • Image

    EL BANCO CENTRAL Click en la imagen para ver

    Con el fin de dar mayor estabilidad a la economía, en agosto de 1925 durante el gobierno de Arturo Alessandri Palma se creó el Banco Central de Chile, institución a cargo de la emisión de monedas y billetes, entre otras funciones. Una vez creado, el banco inició sus operaciones y tuvo la tarea de retirar de circulación los billetes emitidos anteriormente a su fundación. Esto explica que durante sus primeros años el banco solo disponía de billetes provisorios, que eran los billetes fiscales que habían quedado en stock o que eran retirados de circulación y retimbrados por el banco. Finalmente la primera autorización de emisión de billetes definitivos del Banco Central, fue recién a comienzos del año 1931. El diseño de estas primeras emisiones mantiene la alegoría a la República y la imagen del cóndor. Posteriormente fue más frecuente la imagen de retratos de personajes fundacionales y también referencias históricas de pinturas que retrataban momentos claves de la historia de Chile. En relación a las monedas, hasta el año 1953 era el fisco el encargado de autorizar su acuñación, consultando y acatando la opinión del banco, hasta que por reforma a la Ley Orgánica, se estableció que esta función era exclusiva del banco. La escasez de metales producto de la Segunda Guerra Mundial, dificultó la adquisición de níquel para acuñar monedas, lo que llevó a que por ley se autorizara la fabricación de monedas de cobre. Con esta misma ley, se introdujo por primera vez desde el período colonial, la imagen de un personaje histórico en una moneda. La elección fue Bernardo O’Higgins en el anverso y en el reverso el valor de la moneda, rodeado de una corona de copihues.

REFORMA MONETARIA: EL ESCUDO (1959-1975)
  • Image

    EL ESCUDO Click en la imagen para ver

    Este período destacó por sus importantes cambios. El peso que exisistía desde tiempos de la denominación española, fue reemplazado por el escudo como nueva unidad monetaria establecida por Ley a comienzos del año 1959, con el fin de combatir los elevados índices inflacionarios de la época. La sustitución del peso por el escudo, significó el reemplazo de todo el circulante, también utilizando la medida de retimbrar, con el equivalente al valor en escudos. En cuanto a las imágenes, en 1970 hubo una transformación relevante en la iconografía de los billetes y monedas. En los billetes se utilizó una alegoría al minero y a la mina de cobre de Chuquicamata, en conmemoración a la nacionalización del cobre. En las monedas se introdujeron héroes indígenas como Lautaro y Caupolicán; y en 1973 aparecieron nuevos diseños en las monedas y se implantó el símbolo del Banco Central de Chile: el cóndor con alas desplegadas.

LA VUELTA AL PESO (DESDE 1975)
  • Image

    EL PESO Y NUEVAS FIGURAS Click en la imagen para ver

    El peso volvió a circular oficialmente en 1975 como unidad monetaria, dando fin al escudo. Ese mismo año se introdujo una serie de billetes de cinco, diez, cincuenta y cien pesos. En el billete de cincuenta pesos se utilizó la imagen de Arturo Prat y en el de cien pesos, la imagen de Diego Portales. En 1977 se introdujo el billete de quinientos pesos con la imagen de Pedro de Valdivia, luego el de mil pesos con la imagen de Ignacio Carrera Pinto y en 1981 el de cinco mil pesos con la imagen de Gabriela Mistral. Ocho años después se aprobó la emisión del billete de diez mil pesos, con la imagen de Arturo Prat. En la década de los 90 entró en circulación el billete de dos mil pesos con la figura del héroe patriota Manuel Rodríguez y al año siguiente, en 1998, se agregó el billete de veinte mil pesos con la imagen de Andrés Bello. En cuanto a las monedas, en el contexto de las celebraciones del tercer aniversario del gobierno militar se introdujo la alegoría de la mujer alada rompiendo cadenas .Sin embargo, este símbolo fue reemplazado en 1990 por la imagen de Bernardo O’Higgins y en diciembre del año 2000 entró en circulación la primera moneda bimetálica de quinientos pesos, con la figura del Cardenal Raúl Silva Henríquez . Al año siguiente, se introdujo la nueva moneda bimetálica de cien pesos, con la figura de una mujer mapuche, en circulación actualmente.

LA NUEVA FAMILIA DE BILLETES
  • Image

    EL BICENTENARIO DE CHILE Click en la imagen para ver

    En la actualidad, circula una “familia” de billetes que fueron puestos en circulación por el Banco Central entre los años 2009 y 2011, con motivo del Bicentenario de la Independencia de Chile. La nueva familia de billetes está a la vanguardia mundial y sus denominaciones incorporan los más recientes adelantos en seguridad y diseño para el uso inclusivo de personas con discapacidad visual. Los billetes que circulan actualmente están elaborados en dos tipos de material: los de mil, dos mil y cinco mil pesos están elaborados en sustrato de polímero y los de diez mil y veinte mil pesos, en sustrato de papel algodón. Los billetes tienen un diseño homogéneo, lo que les da el carácter de familia, ya que tienen elementos comunes entre sí como por ejemplo la ubicación de los números, firmas y posición de los retratos e incorporan símbolos propios de nuestra identidad nacional. En el anverso de cada billete se encuentran los mismos personajes históricos de sus versiones originales. En el reverso, se encuentran imágenes de paisajes naturales del país y animales chilenos. Todos los paisajes corresponden a importantes parques y reservas nacionales a lo largo del país: Parque Nacional Torres del Paine, Reserva Nacional Nalcas, Parque Nacional La Campana, Parque Nacional Alberto de Agostini y Monumento Nacional Salar de Surire.

Image Image Image

Museo Numismático

Youtube
Ocultar menu Mostrar menu Inicio
Cargando Banco Central